Decoración tienda ropa

Cuando actuamos en un espacio destinado a la venta de textil tiene que primar la perfecta visualización del producto. Por lo que las paredes son lisas y blancas.

El color corporativo se aplica en el techo donde no afecta a la cromática del producto.

Con el tablero de OSB lacado conseguimos un toque de calideza puntual sobre el cual podemos exponer producto diferenciándolo del resto.

El mostrador debe ser un elemento fácilmente visible. En este caso parte del mismo cobra gran protagonismo al estar formado por las iniciales de la marca. Eso obliga a que el resto del mostrador pase desapercibido, de ahí que se forre con espejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *